Opromar reivindica la pesca femenina plural con el documental “Bravas do Mar”

en Opromar

Opromar llevará el testimonio de las mujeres protagonistas a centros de Primaria de Galicia para contribuir a cambiar la percepción que se tiene del papel de la mujer en el sector.

No se trata tanto de feminizar la pesca, que también, sino de cambiar la imagen que de esta actividad “masculina” se tiene. No es cuestión de favorecer a las profesionales de este mundo, que se defienden perfectamente, sino de verlas y admirarlas. No es la razón cambiar el lenguaje, sino que éste refleje la realidad. Y, sobre todo, no es la motivación contemplar el pasado o el presente, sino potenciar el futuro. Un futuro en el que las palabras pescadora, armadora, patrona o investigadora sean de uso común. La pesca siempre fue también femenina. Es hora de que los niños y niñas lo sepan, nos mejoren y conviertan la verdad privada en verdad pública. Y por eso nace, de la mano de Opromar, “Bravas do Mar”

En 2018, esta misma organización celebró en Marín “Faenando cara a la igualdad”, una jornada dedicada a poner en valor el papel de la mujer en el sector pesquero, que incluyó la presentación de un informe de la Universidad de Vigo sobre la realidad de las profesionales con unas conclusiones negativas en cuanto a aspectos como visibilización, equiparación salarial o igualdad de oportunidades. Ya en ese momento, los dirigentes de la institución marinense anunciaron que esta labor tendría continuidad.

Dos años después, la Organización de Productores de Pesca del Puerto y Ría de Marín presenta “Bravas do Mar”, un documental y un libro que recogen los testimonios de diez mujeres de O Rosal, Viveiro, Ribeira, Ourense, Bueu y Pontevedra que aportan su experiencia en un mundo considerado erróneamente de hombres pero en el que la mujer siempre ha tenido un papel fundamental. Patronas de pesca, gestoras de empresas,  investigadoras, armadoras, rederas y encargadas de lonja ofrecen su punto de vista sobre el sector y relatan en primera persona su trayectoria en una actividad en la que el hombre siempre ha disfrutado de un reconocimiento que a la mujer se le ha negado.

Al papel cada vez más visible de las trabajadoras en el sector pesquero se contrapone una realidad: la falta de estadísticas europeas en materia de empleo femenino en el sector para poder identificar mejor el lugar que ocupan. La no existencia de ese mapa general no debe paralizar necesidades obvias, como quedó de relieve en el trabajo “Faenando cara a la igualdad”: promover el emprendimiento femenino para potenciar la creación de nuevos empleos en el sector pesquero y acuícola; mejorar las condiciones de trabajo y la calidad de vida de las profesionales del mar; racionalizar su horarios de trabajo y la conciliación; y visibilizar el importante papel que vienen desarrollando desde siempre en  el sector. En definitiva, la iniciativa de Opromar pretende fomentar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres “en el acceso, permanencia y promoción en la pesca y la acuicultura”.

Bravas por mérito propios

El nombre de “Bravas” surgió por el doble significado que tiene esta palabra: por un lado, fortaleza y valentía; por otro, excelencia. Para Opromar, las “Bravas do Mar” reúnen todas esas características “y es responsabilidad de todos darlas a conocer al público”.

La iniciativa, que dispondrá de una página web propia, tendrá su culmen este mismo año, tras su paso por los centros escolares, con una gala en la que estarán presentes todas las protagonistas del documental, así como los alumnos que disfrutaron de la proyección del vídeo, quienes podrán conocer de cerca a estas grandes profesionales.

NOTICIAS RECIENTES