OPROMAR participa en la consulta pública del proyecto de ordenación del sector pesquero

 In Legislación, Opromar

Recientemente el MAPA ha lanzado la consulta pública previa del proyecto de Real Decreto de Ordenación de la Flota Pesquera, para conocer la opinión del sector pesquero sobre las cuestiones objeto de regulación en la futura norma.

En primer lugar, consideramos positivo la posibilidad de poder participar con la opinión de esta Organización en relación a la consulta sobre la futura disposición normativa. Hemos analizado el contenido de la consulta, y dentro del plazo conferido formulamos una serie de observaciones y comentarios en relación a las diferentes cuestiones que pretende solventar la futura disposición, así como sus objetivos.

1.- Nos congratula, que después de prácticamente 12 años se proceda a la modificación del RD 1549/2009, puesto que en este período las condiciones de acceso de la flota a los distintos caladeros, la gestión individualizada de las posibilidades de pesca en muchas pesquerías, etc., han supuesto variaciones significativas que afectan a la ordenación del sector pesquero.

Por otra parte, si analizamos el “texto consolidado” del RD vigente, se verifica que el mismo contiene distintas derogaciones y modificaciones por otras disposiciones, que ha provocado una normativa desfasada y no acorde con los reglamentos comunitarios. Por ello se hace necesaria la publicación de una nueva norma que derogue el anterior, pero sin perder de vista la mejora de la flota pesquera y toda la industria que lleva aparejada.

2.- No podemos olvidar tampoco, la grave crisis económica global que padecemos como consecuencia de la pandemia del COVID-19 que está afectando directamente a todos los ámbitos de la economía española y en particular el de nuestro sector productivo. Esta crisis económica, las dificultades de acceso a la financiación por las empresas pesqueras, la limitación de las ayudas y las condiciones de los fondos estructurales de la pesca, están mermando de forma notable las inversiones que en otras condiciones serían acometidas sin ninguna duda por nuestros armadores.

Es por ello por lo que se hace necesario que en el nuevo RD, se contemple durante un período temporal suficientemente amplio (al menos 5 años) : prórrogas para aumentar los plazos de validez de los informes de nuevas construcciones, permitir la utilización las bajas de buques en situación de baja provisional en el Registro de la Flota Pesquera, máxima flexibilización en cuanto a las aportaciones de bajas en arqueo y potencia tanto para nuevas construcciones así como para importaciones y modernizaciones, y particularmente en aquellos segmentos de flota o modalidades para los cuales no se han establecido todavía límites de capacidad.

La introducción de las medidas antes reseñadas permitirá una reactivación del sector pesquero sin menoscabar los objetivos de la futura disposición normativa e irían en línea con los problemas que pretende solucionar el nuevo RD; la necesidad de actualizar determinados aspectos regulados por la norma vigente.

3.- En relación a los objetivos de la norma:

Registros de flota

Nada tenemos que decir sobre las competencias de las CCAA y de la Administración General del Estado sobre los registros de flota, ya que están suficientemente aclaradas después de la sentencia del TC.

Lo que si consideramos relevante es que el censo es básico en la gestión de la flota y del control del esfuerzo pesquero, proporcionando información esencial sobre las características técnicas y estructurales de las embarcaciones y buques que conforman la flota pesquera, así como de sus propietarios y/o armadores.

Dada la relevancia de la información registral de los buques para el sector pesquero, se debería aprovechar la modificación del RD para incluir en el registro de la flota más información que la contemplada actualmente; como son: la manga, puntal, arqueo en TRB, la actualización de los datos o al menos conocer la fecha de la última actualización del registro, pero además sería deseable que el sector pudiesen  tener algún tipo de acceso (mediante usuario y contraseña, por ejemplo), que permita conocer otros datos de la embarcación o buque consultado, tales como; si han sido aportados como baja, si han sido exportados, si han recibido algún tipo de ayuda, la fecha de validez de la baja en caso de haber sido aportado para ello, etc.  Lo que facilitaría también, a tener un registro más transparente.

Existen registros en otros Ministerios a los que se puede acceder a través de su sede electrónica y previo pago de una tasa, proporcionan por ejemplo la hoja de asiento con información sobre el buque.

Verificación potencia de los motores

En cuanto a la potencia de los motores, esta Organización siempre ha propuesto que los datos de la potencia oficial y la efectiva de los motores tienen que ser coincidentes. No podemos obviar las disposiciones que sobre este asunto están contempladas en el actual Reglamento de control.

Otra cuestión diferente es la relativa a los procedimientos de verificación de las potencias de los motores, que hasta la fecha eran realizados por las sociedades de clasificación, como organismos de inspección y reconocimiento de buques, que consideramos están suficientemente testados. Sin embargo, se está introduciendo a través de circulares un nuevo concepto como es el informe de idoneidad de los motores a instalar que está provocando grandes dificultades y enorme confusión, sobre todo, en los motores instalados cuando por parte de las empresas armadoras (previa aportación de las correspondientes bajas) se pretende proceder a regularlos a una potencia superior.

Una norma de rango de RD como el vigente, no puede ser modificada a través de circulares como las enviadas al sector pesquero y a las CCAA. Por ello y dada la relevancia de este asunto, consideramos que deberían dejarse sin efecto las últimas circulares, que no pueden modificar una norma de rango superior y presentar en la nueva norma, un apartado que aporte mayor claridad y más sentido a este asunto.

En este sentido, es fundamental que el procedimiento a establecer en la nueva norma tenga en cuenta aspectos como:

  • Simplificación, al estar implicadas varias administraciones, lo que lleva consigo una ralentización de los procedimientos.
  • Facilitar la regularización de las capacidades existentes y evitar la pérdida de las mismas.

 

Aportaciones de capacidad

El artículo 3 relativo a las condiciones de las bajas ha sufrido varias modificaciones a lo largo de los últimos años, la primera de las cuales se produjo mediante el RD 1586/2016, de 23 de noviembre, siendo la posibilidad de construir dos o más embarcaciones de forma conjunta, eliminada de la regulación contenida en la citada modificación.

Por ello se propone, que se vuelva a recoger lo que ya reflejaba el R.D. 1048/2003, que en su artículo 3.c), en el que se contemplaba la posibilidad de que uno o varios armadores decidan construir en forma conjunta dos o más embarcaciones de la misma modalidad y censo, con el requisito de que el número de buques que se vayan a construir sea igual o menor al número de buques aportados como baja (sujeto a otros condicionamientos que se recogían en el citado artículo). Esta posibilidad de aportación de dos buques o bajas para la construcción de dos buques nuevos, se encontraba también recogida en el artículo 3 del RD 1549/2009, de 9 de octubre, sobre ordenación del sector pesquero y adaptación al Fondo Europeo de la Pesca.

El artículo 3, comienza diciendo: “Toda autorización de construcción de buques pesqueros a registrar en la lista tercera del Registro de Buques y Empresas Navieras requerirá que la unidad que se vaya a construir sustituya a uno o más buques operativos aportados como baja …..”,. Creemos que este párrafo debería ser más claro y distinguir entre baja completa o fraccionada.

En la letra d) del artículo 3, indica: “En todo caso, la aportación de un buque para una nueva construcción será anotada en la hoja de asiento de dicho buque …” . Debería hacerse constar la excepción, para las embarcaciones de baja definitiva y con el registro marítimo cerrado, a las que no se les puede practicar estas anotaciones en su hoja de asiento.

Se debería añadir un apartado, que indique que cuando una baja pesquera ya ha sido utilizada en otro expediente, no es necesario volver a presentar la documentación de la carpeta de bajas de esa baja pesquera, por encontrarse ésta en poder de la administración.

 

Origen de las bajas en función de la modalidad

Sobre este apartado, pensamos que como medida estructural y dada la situación actual de grave crisis, convendría volver a la redacción del artículo 4 del R.D. 1586/12 del 23 de noviembre, que indicaba que “cuando se hayan establecido censos de buques para determinados caladeros y modalidades de pesca y se pretenda construir un buque para incluirlo en uno de ellos, al menos el 70 por ciento del arqueo bruto (GT) y potencia (KW) de los buques aportados como baja deberán pertenecer a dicho censo como mínimo ….”

Por otra parte, también nos parece interesante que se tome alguna medida, para aprovechar la capacidad de arqueo y potencia que se pierde en distintos segmentos de la flota y que podría ser válida en otros segmentos con dificultada para encontrar capacidad.

 

Regularizaciones

Consideramos oportuno que se proceda a la revisión de las restricciones aplicadas a las regularizaciones llevadas a cabo con carácter previo. Entendemos que las restricciones aplicadas a partir de una fecha determinada, como ha sido la de 31.12.2017, deben levantarse y por lo tanto aquellas bajas aportadas mediante regularizaciones voluntarias, aunque sean a fecha posterior a la señalada sean válidas para que en el futuro también puedan ser aportadas.

 

Juan C.Martín Fragueiro

D-Gerente de OPROMAR

Recent Posts