OPROMAR: Impacto del COVID-19 en el sector pesquero.

en COVID-19, Opromar

OPROMAR  (Organización de Productores de Pesca del Puerto y Ría de Marín), como organización de productores de pesca extractiva, con buques con base fundamentalmente en los puertos de Galicia y que desarrollan su actividad en aguas comunitarias, en el marco de acuerdos de pesca suscritos por la UE y terceros países ( Marruecos, Mauritania) y en las áreas reguladas por la Organizaciones Regionales de Pesca ( ICCAT, CTOI y CIAT), traslada  los siguientes comentarios en relación al impacto del COVID-19 sobre el sector:

1.- El sector que representamos está inmerso en una situación límite al estar sujeto a todas las medidas proteccionistas que están siendo adoptadas tanto por los propios gobiernos de la Unión Europea como por los países donde desarrollamos nuestra actividad.

2.- Ya estamos sufriendo los efectos del coronavirus para nuestra industria, puesto que los operadores han dejado de comprar nuestra producción y estamos obligados a almacenarla. Es previsible que de mantenerse esta situación la flota tendrá que cesar en su actividad.

3.- Las medidas instauradas para evitar la propagación del COVID-19, en particular por países terceros, impiden el movimiento de las tripulaciones para proceder a los relevos, así como las del personal de mantenimiento de los buques e incluso algunas navieras están reduciendo sus escalas en muchos puertos lo que en definitiva impide la remisión de la producción a los mercados y en consecuencia el abastecimiento de los mismos.

A la vista de la situación, a continuación se detallan las propuesta que desde OPROMAR consideramos deben ponerse en marcha por la vía de máxima urgencia para hacer frente a la crisis creada por las consecuencias del coronavirus:

  • Modificación del Reglamento 508/2014, y en particular del artículo 33 para incluir esta excepcionalidad en las paradas temporales, por razones directas (afectados y cuarentenas) e indirectas (comercialización del producto) relacionadas con el coronavirus.
  • Modificación del Reglamento 508/2014, incluyendo de nuevo las ayudas al almacenamiento privado sin ningún tipo de limitación durante la vigencia de la crisis.
  • Modificación del Reglamento 508/2014, para que en esta circunstancia concreta del coronavirus, las ayudas, ya permitidas en las directrices de estado, sobre compensación por circunstancias excepcionales sean financiadas por el FEMP.
  • Campaña dirigida a los consumidores recordando que los productos pesqueros son parte de una dieta saludable así como evidenciar que el empaquetado de los productos pesqueros no se asocie con la transmisión del coronavirus

Todas la propuestas señaladas deben articularse en mecanismos rápidos y eficaces para su aprobación inmediata.

NOTICIAS RECOMENDADAS