La industria de transformación y el canal Horeca demandan mince de Opromar para testar sus posibilidades

 In Prensa

• Debido a la gran demanda de muestras de mince por parte de la industria de transformación y el canal Horeca, Opromar elaboró estos días 500 kilos de Proteína Marina de Calidad para enviar a toda España.

• La iniciativa de la Organización de Productores de Pesca Fresca del Puerto y la Ría de Marín (Opromar) se suma a otras dos anteriores: la cata para el público en general, que tuvo lugar en Vigo, y el taller dirigido a los profesionales de la industria de transformación

Vigo, 19 de noviembre de 2017.- Tras el éxito obtenido con sus dos anteriores talleres, uno dirigido al público general y otro orientado a los profesionales de la industria de transformación, la Organización de Productores de Pesca Fresca del Puerto y la Ría de Marín (Opromar) emprende una nueva acción con su Proteína Marina de Calidad, el mince, un súper alimento realizado a partir de músculo de pescado picado.

En esta ocasión, debido a la fuerte demanda de empresas de transformación y del canal Horeca (hoteles, restaurantes y catering) desde diversos puntos de la geografía española, Opromar decidió elaborar una cantidad importante de mince, un total de 500 kilos, para enviar bloques que permitan a estos futuros clientes probar y testar las diferentes posibilidades que les ofrece el producto.

Para poner en marcha esta iniciativa, Opromar volvió a contar con técnicos del Instituto de Investigacións Mariñas de Vigo, organismo dependiente del CSIC, y con varios barcos de la Asociación de Marín, que se encargaron de suministrar el pescado para realizar los bloques de mince. Así, los días 15 y 16 de noviembre, se realizaron pruebas con mince de bacaladilla, faneca, escarapota, jurel y caballa en Marín, concretamente en las instalaciones del puerto pesquero, que están equipadas con la maquinaria precisa para llevar a cabo el proceso de conversión del pescado en Proteína Marina de Calidad.

Los distintos tipos de mince elaborados por el personal del CSIC serán distribuidos a partir de mañana lunes, 20 de noviembre, a las industrias de transformación, empresas comercializadoras, plantas de congelado y empresas de catering que han demandado pruebas para testar la versatilidad del producto a la hora de realizar diferentes elaboraciones (nuggets, varitas, hamburguesas, croquetas, albóndigas…).

Entre las empresas que han mostrado un mayor interés por el mince se encuentran las que ofrecen servicios de cocina en colegios y centros residenciales para personas mayores ya que, al tratarse de un producto sin espinas ni piel y triturado, es una proteína ideal y totalmente apta para niños y personas con dificultades en la ingesta de alimentos.

Año y medio de investigación y pruebas

El mince es el resultado de 18 meses de trabajo de varios investigadores del CSIC, quienes, a petición de Opromar, buscaron la aptitud tecnológica de la carne de los diferentes pescados y realizaron diferentes pruebas para determinar la vía de aprovechamiento más apropiada para estas especies. Su trabajo permitió la obtención de nuevos productos, con forma de hamburguesas, nuggets y varitas, a partir del músculo picado de las especies estudiadas.

En concreto, se experimentó su utilización para la elaboración de especialidades muy demandadas por los más jóvenes, un segmento de la población reacio a comer pescado, según todas las estadísticas. De esta forma, se elaboraron varitas de músculo de pescado rebozadas y fritas, varitas de músculo de pescado a la plancha, hamburguesas de músculo de pescado a la plancha, nuggets de músculo de pescado rebozadas y varitas estructuradas. Los ensayos de las distintas recetas y las pruebas entre potenciales clientes ponen de manifiesto la viabilidad de estos productos para su comercialización.

Descartes.cero

Desde la Asociación de Armadores de Marín y de la Organización de Productores de Pesca Fresca del Puerto y la Ría de Marín (Opromar) se han puesto en marcha diversos proyectos con el objetivo de dar valor añadido a los descartes pesqueros y convertirlos en una nueva fuente de ingresos para el sector. Entre estas iniciativas destacan Descartes.cero, Valdescar y Life iSeas.

Descartes.cero contó con varias fases y los objetivos que se marcaron desde la Asociación de Armadores de Marín estuvieron muy claros desde el primer momento: el aprovechamiento de especies descartadas a través de nuevas líneas de negocio y la activación de nuevas demandas entre los consumidores; la reducción de los daños causados a los ecosistemas; la investigación sobre nuevos productos para los consumidores; y el mantenimiento de la actividad de la flota y la conservación del empleo.

Link Diario Atlántico.

Recent Posts